27/2/09

El frente de una casita rustica,la silla donde su dueña ha abandonado el libro,los anteojos y el sombrero.La jarra para regar las plantas.y las calas,las calas infaltables en un hogar humilde.Por supuesto,la maceta en la ventana y el felpudo en la puerta.

1 comentario:

Eva dijo...

Me gusta mucho esa doble escena, tanto la cocina como la fachada. Te ha quedado estupenda.